Derecho de Familia

EL DIVORCIO DE MUTUO ACUERDO

Por: Ximena Bernaldo de Quirós. Co-founder. iUrisfyer

¿Qué beneficiosos tiene el proceso de mutuo acuerdo?

El proceso de mutuo acuerdo es sin duda la mejor solución en caso de que una pareja quiera divorciarse. Permite a ambos miembros de la pareja decidir por sí mismos en lugar de que un juez lo haga por ellos. Porque ¿Quién mejor que la propia pareja para decidir aspectos tan esenciales como todos aquellos relacionados con el cuidado de los hijos, como principal ejemplo?

El divorcio de mutuo acuerdo supone además un ahorro de tiempo. Mientras la duración media de un proceso de mutuo acuerdo puede ser de tres meses, la duración media de un divorcio contencioso es de un año. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, el 72% de los procesos de mutuo acuerdo se resolvió en menos de tres meses, y el 18,3% en un tiempo de tres a seis meses.

Volver Seguir leyendo
Guardado en:
Derecho de familia

EL BUEN DIVORCIO

Por: Ximena Bernaldo de Quirós. Co-founder. iUrisfyer

Un divorcio es una situación vital que a todos aquellos que viven en pareja compartiendo un proyecto de vida les puede llegar a pasar. La realidad es que un divorcio, una ruptura, es muy habitual en nuestra sociedad. Todo aquello que has construido durante años debe de reestructurarse abriéndose un gran reto de superación.

Hay rupturas que son inevitables, y que por supuesto, son mucho más recomendables que una convivencia en perpetuo conflicto. En nuestra mano está evitar la crisis familiar. Porque es la crisis, el conflicto, la falta de empatía y de entendimiento lo que hace que tanto la pareja, como a aquellos que la rodean, principalmente los hijos, sufran. Un sufrimiento que debemos evitar por todos los medios, un sufrimiento inútil, innecesario, y devastador en muchos casos.

Por ello, se deben poner todos los medios a nuestro alcance para que el divorcio o ruptura, sea un proceso legal y emocional todo lo fácil que podamos. Debemos convencernos de que un divorcio “civilizado” es posible. Y la única vía para ello es el entendimiento, alcanzar acuerdos que construyan las bases de la nueva realidad familiar que logren la estabilidad de todos sus miembros.

Hay distintas sentencias de gran valor didáctico que pueden servir perfectamente de guía para que la ruptura familiar, el divorcio y la reestructuración familiar sea lo más sana posible, como es la Sentencia Primera Instancia de Torremolinos de 17 de febrero de 2011, o el Auto de 22 de Junio de 2010 dictado por el Juzgado de Primera Instancia nº 8 de Gijón. A saber:

Volver Seguir leyendo
Guardado en:
Derecho de familia

Back to Top